Lección 5: Innovaciones sostenibles que dan forma al sistema alimentario

Tractores agrícolas de cero emisiones: El primer tractor de cero emisiones impulsado por amoníaco completó con éxito su primera demostración a principios de 2022. El motor diesel se reemplazó por un sistema de “amoníaco a potencia” que convierte la sustancia química densa en energía en hidrógeno, que luego alimenta una pila de combustible de hidrógeno.

Granjas urbanas modulares apilables: El sistema de cultivo se logra utilizando una serie de módulos que permiten el cultivo de alimentos en pequeñas áreas urbanas y están diseñados para parecer árboles cúbicos en el paisaje de la ciudad. El proceso está respaldado por la inteligencia artificial (IA) que utiliza sensores para monitorear continuamente el entorno y adaptarse en consecuencia.

Sensores de deterioro de alimentos: Los sensores pueden detectar gases y toxinas que se encuentran en la carne en mal estado o en las frutas y verduras. Esto permite al usuario saber si su producto es seguro para comer con solo usar su teléfono inteligente, lo que conduce a un menor desperdicio de alimentos.

Aplicación de cantina de comidas: Esta aplicación francesa permite a los clientes reservar previamente sus opciones de comida en restaurantes y escuelas. El propósito de esto es reducir el desperdicio de alimentos, evitar mantener los alimentos fuera de almacenamiento o en exceso de cocción.

Edulcorantes producidos de forma sostenible: Una empresa canadiense de tecnología alimentaria convierte los residuos agrícolas en edulcorantes y suplementos nutricionales producidos de forma sostenible usando hojas y tallos sobrantes de las cosechas tradicionales en una variedad de biomateriales.

Carne sintética impresa en 3D: El uso de la impresora 3D crea una textura similar a la carne. Imprimir alrededor de 100 g de esta carne sintética cuesta menos de 3 dólares. Esta nueva creación podría reducir la huella de carbono de la industria.