Lección 4: ¿Cómo reducirlo?

Actualmente se estima que 350 millones de toneladas de alimentos se desperdician en todo el mundo durante la manipulación y el almacenamiento en la cadena de suministro cada año. Esto significa que el 23 % de todos los alimentos desperdiciados en toda la cadena de suministro se pierden solo en esta etapa. La pérdida representa un valor económico de 120 mil millones de dólares (BCG, 2018). Dado que el desperdicio de alimentos se produce por varias razones a lo largo de la cadena de suministro, hemos decidido enumerar las principales causas a nivel de gestión y suministro en función de la literatura, las publicaciones y otros disponibles

Las principales causas del desperdicio de alimentos en esta etapa:

  • Manejo irregular durante la carga y descarga.
  • Falta de instalaciones óptimas de almacenamiento y refrigeración (capacidad, infraestructura y equipo).
  • Selección inadecuada de instalaciones de almacenamiento y gestión de inventario.
  • Manejo inadecuado de las temperaturas de los productos sensibles.
  • Fuentes inadecuadas de “Vida en la estantería”.

La raíz del desperdicio de alimentos

Una de las mejores soluciones para evitar el desperdicio de alimentos sería una menor producción o una base en datos de consumo real. De esta manera, se lograría un uso más eficiente de la tierra y el agua, para evitar no solo la pérdida de alimentos, sino también para evitar un mayor impacto en el medio ambiente. Del mismo modo, a continuación le dejamos algunas indicaciones útiles para que pueda contribuir con su grano de arena a esta causa:

  • Lista de la compra con lo que necesitas: como idea para un menú de platos por semana. De esta manera evitarás olvidarte de la comida y usarás solo lo que es necesario para el día a día, además de ahorrar dinero.
  • Conservar bien los alimentos: por lo tanto, es aconsejable que los productos cárnicos y otros productos como el pan se envuelvan individualmente antes de colocarlos en el congelador. Deja siempre a los más viejos delante.
  • Diferenciar entre la fecha de caducidad y la fecha de consumo preferida: la fecha de caducidad se refiere a lo que debe consumirse antes de la fecha indicada. Sin embargo, cuando encontramos la etiqueta para consumir preferiblemente, solo se refiere al hecho de que este producto puede haber perdido algunas de sus propiedades, pero es adecuado para el consumo.
  • No guardes demasiada comida: tienes que tratar de tener un armario en el que no falte ninguno de los ingredientes esenciales, como harina, sal, azúcar, aceite, pasta, legumbres o conservas. Sin embargo, muchas veces las ofertas en los supermercados nos llevan a comprar mucho más de lo que necesitamos, y en algunos casos, pueden estropearse al no consumirlas a tiempo.

Cómo su consumo de alimentos puede salvar el medio ambiente

Cuestionarios