Lección 3: Desperdicio de alimentos: ¿Qué es?

El desperdicio de alimentos es un problema global que nos afecta a todos. Tiramos uno de cada tres alimentos producidos, y más del 50 % ocurre en hogares privados.

Podemos revertir esta tendencia con un cambio estructural en la organización de nuestra cocina. Son pautas simples, pero requieren un cierto esfuerzo inicial y, sobre todo, una determinación firme.

¿Sabías que si el desperdicio de alimentos representara a un país, sería el tercer mayor emisor de gases de efecto invernadero del planeta, solo por detrás de China y los Estados Unidos? Este dramático ejemplo muestra la magnitud del problema y la necesidad urgente de actuar. Los gobiernos, las empresas y las personas deben trabajar como nunca antes para cumplir con el objetivo del ODS 12.3 de reducir a la mitad la pérdida y el desperdicio de alimentos para 2030.

DEFINICIONES:

  • Péda de alimentos”: esa disminución de la cantidad y calidad de la producción agrícola, forestal y pesquera destinada al consumo que, en última instancia, no se consume. Las pérdidas de alimentos se producen en toda la cadena de suministro, desde la cosecha y la siembra hasta el almacenamiento y procesamiento o el transporte (FAO, 2017).
  • “Desperdicio de alimentos”: todos aquellos alimentos listos para comer y seguros para comer que se desechan o se descuidan a nivel del consumidor, independientemente de la causa (HLPE, 2014).
  • Péxida y desperdicio de alimentos”: una reducción a cualquier nivel de la cadena de producción y consumo de alimentos, en masa o cantidad, de los alimentos destinados al consumo (FAO, 2017).

El desperdicio inevitable proviene de los alimentos que no se pueden comer, como huesos, cáscaras de huevo o pieles de piña (Buchner et al. 2012).

Sin embargo, hay diferencias culturales en la interpretación de si los alimentos eran comestibles o no, y no hay consenso sobre cuánto desperdicio de alimentos era realmente comestible en función del porcentaje de alimentos desperdiciados. Por lo tanto, muchos investigadores y estadísticos han decidido incluir todo en la categoría de desperdicio de alimentos para sus estudios.

¡Actualmente acumulamos una enorme montaña de basura! De la cantidad total global de residuos, el 44 % consiste en una fracción de alimentos y verduras, un alto porcentaje de desperdicio de alimentos (World Bank, 2018).

El desperdicio de alimentos es el problema más tonto del mundo

Cuestionarios